miércoles, 13 de febrero de 2013

Bruno y uno



Rayuela cumple cincuenta años y las redes sociales han hecho eco de la celebración. Hay videos de Cortázar dando entrevistas o leyendo, con su voz acatarrada, fragmentos de su obra. Hay pasajes del libro: casi siempre “Toco tu boca…”. Se diría que muchos están leyendo el libro. Pero tengo mis dudas. Pocos leen y los poquísimos que leen apenas si se enteran de lo que leyeron. Hace poco un diario europeo calificaba de “humillante” el nivel de comprensión de lectura de los niños colombianos. Los adultos se apresuraron a levantar las cejas y a preguntarse: “¿Qué nos pasó?”. Pero la humillación es de vieja data y Libération pudo habernos liberado de la indignación, afirmando que lo mismo pasa con todas las edades. Eso explica la incapacidad para entender el cinismo con que ciertos malandrines se pavonean y aprovechan la ignorancia de la gente en ese país. Pero esta situación no es exclusiva de Colombia.

Leer más 
en Nueva York Digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario