jueves, 4 de agosto de 2011

Gustavo Arango regresa al origen

Presentación en la Librería Ábaco, el viernes 5 de agosto a las 6 pm.
Universidad de San Buenaventura, Martes 9 de agosto, a las 3 pm.

Aquí un perfil de Manuel Lozano Pineda para la revista Viernes, de El Universal.
Gustavo Arango regresa al origen

Por Manuel Lozano Pineda

La carrera literaria de Gustavo Arango ha estado estrechamente ligada a la ciudad de Cartagena. A comienzos de la década del noventa, Arango llegó desde su natal Medellín, dispuesto a hacerse escritor en esta ciudad que le había fascinado desde niño. Traía también el sueño de trabajar en El Universal, el diario donde, cuarenta años atrás, García Márquez había empezado su carrera como periodista.
Durante los ochos años que Arango trabajó en este medio dejó una huella en la vida cultural de la ciudad. Como editor, hizo del suplemento Dominical una de las publicaciones más dinámicas e importantes del país. Esta labor le mereció, junto con Gustavo Tatis Guerra, el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar 1992, al mejor trabajo cultural en prensa. Como periodista, Arango publicó numerosas crónicas y perfiles de calidad literaria. Algunos de esos trabajos han sido incluidos en antologías y le merecieron distinciones locales y nacionales. Como profesor universitario y director de talleres de escritura creativa, influyó en varias generaciones de cartageneros y contagió en ellos su amor por las letras. Como columnista de opinión, llegó a ser uno de los comentaristas más leídos de El Universal, a través de un seudónimo, Wenceslao Triana, que aún hoy es de grata recordación en la ciudad. Al lado de estas múltiples tareas, Arango seguía trabajando en su obra literaria, publicó dos libros de cuentos y la crónica novelada, Un ramo de nomeolvides, que se ha vuelto un texto obligado para entender los inicios de Gabriel García Márquez como escritor.
La publicación de Un ramo de nomeolvides le abrió a Gustavo Arango las puertas de la academia norteamericana. Una entusiasta recomendación del escritor argentino Tomás Eloy Martínez, y de su esposa Susana Rotker, le permitió viajar a los Estados Unidos, en 1998, y hacer estudios de doctorado en literatura en la Universidad de Rutgers, en New Jersey.  Hoy en día es profesor asociado de la Universidad del Estado de Nueva York, en Oneonta, una pequeña ciudad en las montañas, tres horas al norte de la Gran Manzana.
Durante los doce años que Arango ha vivido en los Estados Unidos ha publicado más de diez libros en distintos géneros: cuento, novela, periodismo y estudios literarios. Hace cinco años volvió a Cartagena a presentar su novela El país de los árboles locos. Ahora regresa a presentar otra novela, El origen del mundo, con la que ha empezado a recibir reconocimiento internacional.
El origen del mundo ganó el año pasado el Premio Bicentenario de Novela, convocado por Ediciones B, México. Fue presentado en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara con un despliegue que pocos escritores colombianos han recibido en el país azteca. En mayo pasado apareció la edición colombiana de esta novela que nos cuenta la historia de Magnífico Delgado, un profesor que vive en “el País del Sueño” y  no puede evitar enamorarse de sus alumnas, en especial cuando las mira entregadas al placer de la escritura. Las primeras críticas de la novela se han concentrado en la alta calidad de su lenguaje y en las múltiples lecturas que permite. Arango se presentará el 5 de agosto en la Librería Ábaco y visitará varias universidades de la ciudad. De esta manera compartirá su triunfo literario con esta ciudad que ocupa un lugar privilegiado en sus afectos y donde Arango empezó su carrera como escritor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario