viernes, 12 de febrero de 2016

Reverencia y Desarme

La columna de Vivir en El Poblado.


Hace miles de años existió en el noroeste de la India una ciudad llamada Vaisali. Allí se erigía un templo al que los fieles llamaban “Reverencia y Desarme”. Según el relato que en el siglo V hizo el monje chino Fa Hsien –uno de los viajeros más admirables de que se tenga noticia–, el nombre de aquel santuario se origina en una historia inquietante.
Muchos años atrás, la concubina de un rey cuyo reino se hallaba a orillas del Ganges dio a luz de su vientre una bola deforme. Atacada por los celos, la esposa del Rey le dijo:
—Has traído al mundo una monstruosidad de mal agüero.

Y ordenó que pusieran la bola en una caja de madera y la entregaran al río que viene del Cielo. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario