viernes, 13 de mayo de 2011

Hambre

Los dulces pensamientos de comida
Moviéndose constantes en mi mente
Envuelven los agites de mi vida
Nunca quedan  atrás,  siempre en el frente
Voy a perder ya mismo mi energía
Si no como ni tomo el día de hoy
Iré hasta el hospital en la camilla
Sin comida, lo juro, yo no soy
Yo como y devoro a toda prisa
Y siempre me pregunto qué he de hacer
El queso y el vino, una sonrisa
Y cuando hay chocolate, un gran placer
Pero el hambre despierta ahora otra vez
Y entonces ya me voy a comer pez

©Brenda Gibbon, 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario