miércoles, 28 de septiembre de 2011

Un harén espiritual

"Más allá de mi jardín, hay una franja de árboles que es diferente cada uno de los trescientos sesenta y cinco días. A veces se ve tan próxima como un cercado, y a veces tan remota como una difusa y fiera nube del atardecer. Ese mismo principio (a propósito) se aplica al difícil problema de las esposas. La variabilidad es una de las virtudes de la mujer. Eso evita la burda condición de la poligamia.Mientras tengas una buena esposa tienes asegurado un harén espiritual".
Sustos y digresiones, GKC

No hay comentarios:

Publicar un comentario