lunes, 21 de diciembre de 2015

El corazón del amado

La columna de Vivir en El Poblado


El Lord de Councy, vasallo del Conde de Champagne, era uno de los hombres más apuestos y admirados de su tiempo. Amaba con pasión desaforada a la esposa del Lord du Fayel y tenía la fortuna de ser correspondido por la dama. La mujer se llenó de tristeza cuando supo que su amado  había resuelto acompañar al Rey y al Conde en las guerras de Tierra Santa, pero decidió no oponerse a su voluntad. Pensó que la distancia haría que las sospechas de su esposo se disiparan.
Cuando llegó el momento de partir, los amantes se reunieron en secreto y llenaron el encuentro de ternuras y de lágrimas. Antes de dejarlo ir, la dama le dio de regalo a su amado un anillo, unos diamantes y un lazo de seda entretejida con su pelo y adornado perlas. Según era costumbre en aquel tiempo, los soldados ataban lazos como ese al casco de su armadora, para armarse de valor y también recibir protección en la batalla. El joven aceptó gustoso el regalo de  su amada, prometió volver lleno de gloria y se marchó a la guerra.


Leer el texto completo en Vivir en El Poblado

No hay comentarios:

Publicar un comentario