sábado, 29 de noviembre de 2014

La casa bajo el agua





Alguien,
No es claro quien,
Asegura que fue el viento de las rosas
O el sudor de unas manos
O una suma de llantos
O el temblor de una flor humedecida.

Quizá la soledad ayudó un poco
A llenar, desbordar,
Recipientes y vasos,
Bañeras y fuentes,
A volver navegables
Rincones olvidados.

La casa está inundada,
Pasillos venecianos,
Escalas de cascadas,
Y en una mesa alta,
Muy lejos de las aguas,
Una canoa espera
Al pescador perdido
Por un amor sangrante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario