jueves, 30 de abril de 2015

Descripción de un salón

La columna de Vivir en El Poblado



        Tiene el nombre bien puesto: José Eustasio Rivera. Como el corazón de la selva, es pequeño, recóndito, difícil de encontrar.  El hombre y su amigo lo buscan por pasillos y edificios. Se conocieron hace más de treinta años, cuando empezaron juntos la universidad. Desde el principio supieron que estarían unidos por la literatura. Juntos vivieron la aventura de publicar el primer libro. Van con ellos los hijos de su amigo (ya están grandes; gordos no, pero sí colorados). También hay multitudes que van y que vienen, que visitan pabellones, que asisten a espectáculos, que aprietan presupuestos para comprarse algo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario