jueves, 29 de agosto de 2013

Medellín






Todo el mundo anda hablando de ciudades. Yo mismo hace poco hablé de Cartagena. Me han pedido que escriba sobre Medellín y he dicho educadamente que si escribo sobre esa ciudad, de cuyo nombre no quiero acordarme, será para decir cosas que me granjeen enemigos. Piensen no más lo que ocurriría si digo que Medellín es como un niño acomplejado y reparón, siempre buscando la atención de los papás y mirando los platos de sus hermanos para comprobar que no salieron engañados. “Que Cali va a hacer juegos mundiales. Pues, pidamos la sede de unos olímpicos. Siendo tan verracos como somos, no nos la podrán negar. Ve, nos la negaron. Pues tampoco era tanta la gana”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario